ORACIÓN




POR:

Arturo Guerra LC Director del Instituto Cumbres Cancún


Algunos piensan que la oración no sirve para nada.


Quien ora de corazón, va cada día al taller a poner su arcilla en las manos del Alfarero.


Quien ora de corazón, estudia con cariño la mirada de Dios.


Quien ora de corazón, escucha y es escuchado.


Quien ora de corazón pide con la confianza de un niño y queda pacíficamente abierto a lo que venga.


Quien ora de corazón, pide por muchos.


Quien ora de corazón, agradece.


Quien ora de corazón, encuentra una paz que en ninguna tienda venden.


Quien ora de corazón, ya no puede dejar de hacerlo.

Queremos saber más sobre ti. Cuéntanos algo...

© 2020 PERIODICO ESPACIO