CORRUPCIÓN AL MÁS ALTO NIVEL DEL FUTBOL. ESTO PAGARÁ UN BANCO POR AYUDAR EN LOS SOBORNOS DE FIFA

El FIFA-Gate sigue generando noticias impactantes, pues la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York anunció un acuerdo por el que el banco israelí “Hapoalim” deberá pagar alrededor de 30 millones de dólares por el uso de cuentas de sus sucursales en Estados Unidos, Suiza y Uruguay para pagar sobornos de la empresa “Full Play” de los argentinos Hugo y Mariano Jinkis a varios ex dirigentes de la Conmebol con el propósito de obtener beneficios en la compra de derechos de TV para distintos torneos internacionales.


En ese mismo acuerdo, firmado entre la Fiscalía neoyorquina y el banco, se deja constancia que algunos de los empleados jerárquicos del organismo israelí fueron cómplices de la operatoria fraudulenta, al permitir que continuara cuando hubo quienes advirtieron internamente de la situación, mientras que surge con nitidez el vínculo entre estos funcionarios bancarios y la familia Jinkis, lo cual aparece en escuchas telefónicas dadas a conocer en el documento.


La empresa “Full Play”, de los argentinos Hugo (padre) y Mariano Jinkis, comenzó a tener una mayor participación en la adquisición de derechos de TV desde 2011, año de la Copa América llevada a cabo en la Argentina, cuando seis de los dirigentes de las federaciones nacionales con menos peso hasta entonces en la Conmebol, luego reunidos en el llamado “Grupo de los Seis” (los representantes del fútbol de Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia, Chile y Perú), comenzaron a buscar un cobijo contra la brasileña “Traffic”, de José Hawilla, más vinculada a los ex dirigentes “del Atlántico” (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay).

En este documento de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York aparecen tanto las sucursales como muchos de los montos transferidos por las distintas cuentas de los Jinkis a los distintos dirigentes del fútbol sudamericano y hasta el nombre de fantasía de sus empresas, desde las que cobraban sumas de cientos de miles de dólares.


En el escrito presentado por la Fiscalía estadounidense, el banco admite que desde el 10 de diciembre de 2010 hasta alrededor del 20 de febrero de 2015, uno de sus gerentes conspiró con ejecutivos de marketing deportivo y dirigentes de fútbol por pagos de soborno por cerca de 20 millones de dólares mediante fraude electrónico, y que los gerentes conspiraron para ocultar o disfrazar las ganancias de la operatoria, “pretendiendo, además, en parte, beneficiar al banco, manteniendo las relaciones entre las partes”.




fuente: https://www.infobae.com/


Queremos saber más sobre ti. Cuéntanos algo...

© 2020 PERIODICO ESPACIO